Noticias corporativas

Las grietas son síntomas de un daño más profundo en la edificación. Mediante el estudio de las grietas, podemos comprender qué movimientos ha sufrido una estructura y diagnosticar el problema.

Si se supera el límite de resistencia de los materiales que componen una estructura, estos se fisuran o agrietan.

Los tabiques suelen ser los primeros en agrietarse dada su rigidez. Las zonas más susceptibles de presentar grietas son los dinteles de puertas, ventanas, o bien zonas de contacto entre tabiques, uniones y pilares. Los agrietamientos debidos a fallos en la cimentación son el resultado de la interacción terreno-estructura.

Podemos distinguir:

- Grietas que afectan al revestimiento: suelen deberse al deterioro producido por los agentes atmosféricos, humedad o incorrecta aplicación del yeso.

- Grietas estructurales: pueden afectar a la estabilidad del edificio. Producidas por problemas de asentamiento del terreno o la cimentación.

Ésta grietas estructurales surgen cuando la cimentación de una estructura se desestabiliza, ya sea por una mala cimentación o por el terreno. La desestabilización se conoce como asientos diferenciales y entre algunos de los motivos que la origina:

- Excavaciones en las proximidades de la cimentación

- Vibraciones en las inmediaciones del edificio

- Sobrecarga

- Descenso del nivel freático

- Etc

Tras un análisis técnico, se determinaría el origen de las grietas y una solución, bien reforzando la cimentación con micropilotes o bien mediante la inyección de resinas expansivas.

 

 

 

 

En Labson estamos orgullosos del estudio del estado del forjado de 1965 realizado por Rafael de la Hoz, realizado para la firma Mahou San Miguel en Córdoba.

Mahou ha inaugurado en Córdoba el primer centro de España para que empresas hagan cervezas artesanal.

Seguir leyendo noticia

Hemos realizado un estudio geotécnico para la construcción de viviendas unifamiliares en parcela 3.3 del Plan Parcial MIRABUENO.

Para ello se han realizado tanto ensayos de penetración dinámica como sondeos, hasta llegar a 6,00 y 10,00 metros de profundidad en cada una de las actuaciones.

Mediante este procedimiento se puede efectuar un control de la compactación en suelos. Es válido para cualquier tipo de suelo, pero sobre todo se recomienda para materiales de terraplén de grano grueso que no pueden ser controlados por otro método.

El resultado obtenido, índice de compactación, es válido siempre que no esté cerca de los casos de saturación o sequedad total. El contenido de la humedad del suelo para la realización de este ensayo debe ser la óptima PROCTOR +/- 2%.

Para la realización de este ensayo, hace falta un camión de 2 ejes y ruedas traseras gemelas cargado en el eje posterior con 10 toneladas. La presión de las ruedas traseras debe estar comprendida entre 7 y 8 Kgf/cmpara que la superficie de apoyo sea equivalente a la de un círculo de diámetro de 300 mm.

También hace falta un soporte metálico de apoyo de la mira topográfica. Consiste en un bastidor metálico en forma de H construido con tubos de sección rectangular. Tal cual se muestra en la imagen, cumpliendo con la NLT-256/99.

El procedimiento operativo es el siguiente, antes de que pase el camión por primera vez, se hace la nivelación inicial, colocando para ello, sobre cada uno de los 10 puntos marcados en la alineación, la plantilla o soporte metálico en forma de H. Se debe tener precaución de colocarlo siempre de la misma manera ajustándolo lo más posible a la alineación trazada. Se procede a su nivelación con la ayuda de un nivel topográfico, colocado fuera de la zona afectada por la compactación y por el paso del camión.

Se hace pasar el camión a la velocidad de un hombre andando, con las dos ruedas gemelas traseras de la parte izquierda, por el mismo sitio donde anteriormente se hizo la nivelación.

Se realiza la nivelación final procurando colocar la plantilla o soporte metálico en forma de H sobre la huella dejada por las ruedas de referencia y en los mismos puntos de alineación.

Los datos se recogen en una tabla tal como la que se muestra a continuación junto con información complementaria:

Nº PUNTO Lec. Antes de pasar el camión Lec. Despues de pasar el camión ASIENTO (mm) VALOR MEDIO
1 100000 99998 2,0 1,0
2 99971 99970 1,0
3 99940 99939 1,0
4 99917 99916 1,0
5 99888 99887 1,0
6 99863 99863 0,0
7 99830 99829 1,0
8 99799 99798 1,0
9 99764 99763 1,0
10 99731 99730 1,0

 El índice de grado de compactación conseguido se determina como la diferencia entre los valores obtenidos en cada punto en las dos nivelaciones efectuadas antes y después del paso del camión.

Se considera que la compactación es adecuada cuando la media aritmética de los asientos medidos en 10 puntos de control  es inferior a 3 mm en el caso de capas situadas hasta 60 cm por debajo de la explanada, e inferior a 5 mm en el caso de capas situadas a más de 60 cm por debajo de la explanada.

En un estudio geotécnico en primer lugar se hace una campaña in situ, en la que se toman muestras del terreno, se inspecciona y ensaya. Posteriormente estas muestras extraídas, se tratan para obtener la información necesaria. En último lugar, un técnico competente, redacta un informe que recoge toda la información recabada y dónde se refleja el tipo de terreno y datos geotécnicos.

Para la inspección in situ, se realizan ensayos de calicatas que nos permiten una visión directa del terreno para su caracterización y en algunos casos, su análisis.

Penetrómetros: También se realizan ensayos de penetración dinámica. En puntos del terreno seleccionados previamente, se hace penetrar en el terreno una puntaza por aplicación de una energía de impacto fija, proporcionada por la caída libre de una maza desde una altura ya dada. el número de golpes para hacer avanzar la puntaza 20 cms, recibe el nombre de "número de penetración". A más golpes significa que estamos ante un terreno más competente. Esto nos permite saber la resistencia del terreno a cada profundidad, pero no conocer su naturaleza. Se llega al rechazo cuando dos series de 100 golpeos consecutivos dan menos de 5 cms de penetración cada uno. Por más que se percuta ya no se penetra de forma apreciable en el terreno. Con este método se obtiene la presión a la cual rompe el terreno, por lo que será necesario posteriormente realizar correlaciones o bien realizar cálculos complementarios para obtener el valor de la presión máxima de trabajo por asientos.

 

 

A continuación mostramos cómo sería el resultado de un ensayo penetrométrico.

Sondeos: se perfora el terreno con una sonda que extrae las muestras que son colocadas por orden de profundidad en cajas. Esto nos permite saber qué tipo de terreno hay en cada profundidad y posteriormente se ensayan estas o clasifican. También se puede detectar la presencia de agua. A partir de esta información se elabora una columna estratigráfica, cuando se tienen varias columnas, se pueden trazar perfiles del terreno, para conocer los diferentes estratos.

El trabajo en cuestión del que estamos hablando, se realizaron 4 sondeos a rotación hasta cota -10,00 metros (en algunos caso se llegó hasta la cota 10,20 por la realización de ensayo SPT)

Los datos que obtenemos de este sondeo de reconocimiento serían:

De 0,00 a 5,20 m: arrastres, aluvial de escorrentia. 

De 5.20 m a 10.20 m: terciario, arcillas amarillentas cohesivas.

Con las muestras extraidas in situ, se realizan ensayos básicos en el laboratorio:

Análisis químico: se detectan los componentes químicos que sean agresivos para las cimentaciones. Se busca la presencia de sulfatos, cloro y grado de acidez del suelo. Esto condiciona el tipo de hormigón a emplear en la cimentación.

Caracterización: se determina la granulometría del terreno, es decir el porcentaje de los diferentes tamaños de árido del terreno, plasticidad, densidad aparente y densidad real, etc.

Ensayos mecánicos: para materiales cohesivos. Se realiza ensayo de compresión simple, corte directo para determinar cuáles son las propiedades mecánicas del suelo.

 

Certificación ISO 14001
Certificación ISO 9001
Asociación de Laboratorios Acreditados de Andalucía
Certificación Inet

administracion@labson.es

Labson Córdoba

Pol. Ind. Las Quemadas
Pol. Ind. Las Quemadas
TECNOCÓRDOBA
TECNOCÓRDOBA
Parcela 159-160, Nave 6
Parcela 159-160, Nave 6
14014 - Córdoba
14014 - Córdoba
Oficina Calidad

OF. TÉCNICA
Calidad y MA
C/Isla Hierro 14, CP 14011 - Córdoba

Labson Málaga

Ricardo Soriano 56. -2                 Sótano.
Ricardo Soriano 56. -2 - Sótano.
687 41 93 33
Tlfn: 687 41 93 33
Marbella
Marbella - Málaga
malaga@labson.es
malaga@labson.es

Labson Jaén

Villacarrillo (Jaén)                 Sótano.
Villacarrillo (Jaén).
644 88 47 97
Tlfn: 644 88 47 97
Villacarrillo
Villacarrillo
Jaén
Jaén