Noticias corporativas

En un estudio geotécnico en primer lugar se hace una campaña in situ, en la que se toman muestras del terreno, se inspecciona y ensaya. Posteriormente estas muestras extraídas, se tratan para obtener la información necesaria. En último lugar, un técnico competente, redacta un informe que recoge toda la información recabada y dónde se refleja el tipo de terreno y datos geotécnicos.

Para la inspección in situ, se realizan ensayos de calicatas que nos permiten una visión directa del terreno para su caracterización y en algunos casos, su análisis.

Penetrómetros: También se realizan ensayos de penetración dinámica. En puntos del terreno seleccionados previamente, se hace penetrar en el terreno una puntaza por aplicación de una energía de impacto fija, proporcionada por la caída libre de una maza desde una altura ya dada. el número de golpes para hacer avanzar la puntaza 20 cms, recibe el nombre de "número de penetración". A más golpes significa que estamos ante un terreno más competente. Esto nos permite saber la resistencia del terreno a cada profundidad, pero no conocer su naturaleza. Se llega al rechazo cuando dos series de 100 golpeos consecutivos dan menos de 5 cms de penetración cada uno. Por más que se percuta ya no se penetra de forma apreciable en el terreno. Con este método se obtiene la presión a la cual rompe el terreno, por lo que será necesario posteriormente realizar correlaciones o bien realizar cálculos complementarios para obtener el valor de la presión máxima de trabajo por asientos.

 

 

A continuación mostramos cómo sería el resultado de un ensayo penetrométrico.

Sondeos: se perfora el terreno con una sonda que extrae las muestras que son colocadas por orden de profundidad en cajas. Esto nos permite saber qué tipo de terreno hay en cada profundidad y posteriormente se ensayan estas o clasifican. También se puede detectar la presencia de agua. A partir de esta información se elabora una columna estratigráfica, cuando se tienen varias columnas, se pueden trazar perfiles del terreno, para conocer los diferentes estratos.

El trabajo en cuestión del que estamos hablando, se realizaron 4 sondeos a rotación hasta cota -10,00 metros (en algunos caso se llegó hasta la cota 10,20 por la realización de ensayo SPT)

Los datos que obtenemos de este sondeo de reconocimiento serían:

De 0,00 a 5,20 m: arrastres, aluvial de escorrentia. 

De 5.20 m a 10.20 m: terciario, arcillas amarillentas cohesivas.

Con las muestras extraidas in situ, se realizan ensayos básicos en el laboratorio:

Análisis químico: se detectan los componentes químicos que sean agresivos para las cimentaciones. Se busca la presencia de sulfatos, cloro y grado de acidez del suelo. Esto condiciona el tipo de hormigón a emplear en la cimentación.

Caracterización: se determina la granulometría del terreno, es decir el porcentaje de los diferentes tamaños de árido del terreno, plasticidad, densidad aparente y densidad real, etc.

Ensayos mecánicos: para materiales cohesivos. Se realiza ensayo de compresión simple, corte directo para determinar cuáles son las propiedades mecánicas del suelo.

 

Certificación ISO 14001
Certificación ISO 9001
Asociación de Laboratorios Acreditados de Andalucía
Certificación Inet

administracion@labson.es

Labson Córdoba

Pol. Ind. Las Quemadas
Pol. Ind. Las Quemadas
TECNOCÓRDOBA
TECNOCÓRDOBA
Parcela 159-160, Nave 6
Parcela 159-160, Nave 6
14014 - Córdoba
14014 - Córdoba
Oficina Calidad

OF. TÉCNICA
Calidad y MA
C/Isla Hierro 14, CP 14011 - Córdoba

Labson Málaga

Ricardo Soriano 56. -2                 Sótano.
Ricardo Soriano 56. -2 - Sótano.
687 41 93 33
Tlfn: 687 41 93 33
Marbella
Marbella - Málaga
malaga@labson.es
malaga@labson.es

Labson Jaén

Villacarrillo (Jaén)                 Sótano.
Villacarrillo (Jaén).
644 88 47 97
Tlfn: 644 88 47 97
Villacarrillo
Villacarrillo
Jaén
Jaén